FOTO: Autosport

La Corte de Apelaciones de MotoGP oficializó la victoria de Andrea Dovizioso y Ducati en el GP katarí, con el que inició el Mundial 2019.

Después de celebrar una audiencia el viernes pasado en su sede central en Mies, Suiza, el organismo anunció este martes que, a pesar de que fueron admisibles las protestas de Aprilia, Suzuki, Honda y KTM, se rechazó la solicitud de declarar “ilegal” la aleta ubicada en la parte trasera de las Ducati GP19 del italiano, de su compatriota Danilo Petrucci y de Jack Miller, a lo largo del fin de semana.

Con ello, el resultado de la primera competencia del año fue conformada y se declaró a Dovizioso como ganador. La decisión está sujeta a apelación ante la Corte de Arbitraje del Deporte, con sede en Lausanne, Suiza, durante los próximos cinco días.

Los inconformes argumentaban que el elemento, además de ayudar en la refrigeración de las máquinas, daba una ventaja significativa en la carga aerodinámica de los coches, lo cual está prohibido en el reglamento.

Petrucci y Dovizioso probaron el elemento desde los primeros entrenamientos, respaldándose en que el Director Técnico de MotoGP, Danny Aldridge, especificó durante la pretemporada un modo de uso específico del dispositivo en condiciones de piso seco, lo que abrió la puerta para su implementación.

Ante la noticia, el CEO de Ducati, Claudio Domenicali, acudió a Twitter para expresar su júbilo.

“Ducati está orgulloso de la ingeniería italiana y la capacidad de innovar. Mucha gente nos dijo que estábamos haciendo trampa. Espero que ahora estén en silencio e intenten derrotarnos en la pista”, aseguró.