Compartir
FOTO: Chris Jones/IMS, LLC Photo

La definición de la IndyCar ocurrió apenas en los primeros metros del GP de Sonoma. Con las eventualidades de Alexander Rossi, Scott Dixon se convirtió en el segundo piloto con más campeonatos en la historia de la especialidad de monoplazas en Estados Unidos.

El neozelandés aseguró su quinto título en la categoría al llegar en segunda posición, solo por detrás de Ryan Hunter-Reay, quien dominó la jornada al ganar desde la PP.

Rossi, quien arrancó en sexto puesto, intentó superar a Marco Andretti tan pronto salió la bandera verde, pero un contacto entre ambos derivó en una pinchadura que le hizo perder todas las posiciones. Pese a que una bandera amarilla le permitió alcanzar al pelotón para escalar a la quinta plaza, el rendimiento de su monoplaza se esfumó, por lo que se conformó con el séptimo puesto.

Con ello, Dixon desempató con Mario Andretti, Sébastien Bourdais y Dario Franchitti para ser el segundo piloto con más títulos en la historia, situándose a dos de AJ Foyt. Este año, superó a Michael Andretti para ocupar el tercer lugar del listado de victorias, llegando a 44 en su carrera.

Otra de las estrellas de la jornada de este domingo fue Patricio O’Ward, quien igualó una marca entre pilotos mexicanos. Partiendo en quinta plaza, el regiomontano no solo acumuló experiencia y conoció la dinámica en la serie, también sobrevivió al desgaste de neumáticos que le hacían perder terreno al concluir la 15º vuelta.

En su momento, el regiomontano cayó al 15º lugar, pero en las últimas 35 vueltas superó a varios veteranos como Tony Kanaan y James Hinchcliffe para concluir en noveno.

“Fue una experiencia nueva”, dijo. “Es algo que voy a aprender carrera a carrera, pero para ser la primera vez estuvo bien, estoy satisfecho. Mi objetivo era finalizar en los primeros 10 lugares y lo conseguí, el objetivo de calificación era acceder a la Q3 y lo conseguí, así que estoy feliz”.

O’Ward igualó a David Martínez como el mexicano con mejor presentación en la historia de las carreras tipo Indy; el actual propietario de equipo llegó en noveno en 2006, en la carrera de Champ Car en el Autódromo Hermanos Rodríguez.

Además, fue el que mejor resultado obtuvo dentro del grupo de pilotos que hizo su primera aparición en la serie, ni siquiera Robert Wickens, quien tras estar cerca de ganar en St. Petersburg en la fecha inaugural en marzo, oficialmente fue 18º.

La temporada de IndyCar concluye con ocho ganadores distintos y con Will Power como ganador de las “500 Millas de Indianápolis”; Honda alcanzó su primera Copa de Marcas y Wickens, quien se recupera de sus lesiones sufridas en Pennsylvania en agosto, fue el “Novato del Año”. La próxima temporada arrancará el 10 de marzo en Florida.