Compartir
FOTO: Red Bull Content Pool

Una extraordinaria batalla entre los candidatos al título del Mundial de Rallies se roba los encabezados en Cerdeña.

Sebastian Ogier y Thierry Neuville protagonizan un increíble intercambio de liderato durante la jornada del sábado en Italia, en la que se combinaron para ganar cinco de las siete etapas completadas; tres fueron para el belga, quien redujo su desventaja de 19 a solo 3.9 segundos, por lo que se espera un final no apto para cardiacos durante este domingo.

Está muy apretado”, dijo el francés. “Fue una gran presión para mí esta tarde porque estaba tan enojado con la última especial de esta mañana. Todo el tiempo que perdí con Thierry estaba allí. Hay presión pero ha sido así todo el fin de semana y si queremos ganar tendremos que luchar por ello”.

Las emociones a su favor y en su contra permanecieron a lo largo del sábado, en especial durante los tramos vespertinos. Ogier llegó a tener ventaja de 20 segundos con su Ford/M-Sport, pero en Ittiri perdió tiempo mientras su adversario continuaba ganando etapas. Neuville, por su parte, corrió con suerte en el cierre de la jornada, ya que una pinchadura a pocos kilómetros de concluir la 14º especial amenazaron con arruinar su resultado, pero la excelencia en el manejo le permitió seguir en la lucha.

“En general, hemos tenido un rendimiento fuerte con tres victorias de etapa más y una buena sensación dentro del auto”, comentó Neuville. “Los mecánicos hicieron un grandioso trabajo para reparar el daño pequeño que tuvimos el viernes por la tarde, y pudimos sentirnos inmediatamente de vuelta en ‘casa’ en el bucle de la mañana”.

FOTO: Hyundai Motorsport GmbH

Esapekka Lappi finalizó en tercer sitio, a 54 segundos de los líderes, luego de beneficiarse de los problemas de su coequipero en Toyota, Jari-Matti Latvala, quien golpeó una roca en el enlace de regreso a Alghero y generó problema de alternador, lo que le impidió participar en la última etapa del día.

Con ello, la lucha por el cuarto lugar se intensifica, al tener a Hayden Paddon y Mads Ostberg separados por 2.1 segundos. Craig Breen, en el segundo Citroën, es sexto.

Por su parte, Jan Kopecky corre prácticamente en solitario en WRC2, gracias a los problemas de Stéphane Lefebrvre, quien rompió una suspensión de su Citroën C3 R5 en Monti D’Ala. El miembro de Skoda finalizó con distancia de más de tres minutos sobre Nico Clamin, mientras Ole Christian Veiby se robó el espectáculo, al ganar seis de las siete etapas disputadas, lo que lo deja a 28 segundos del segundo puesto.

El mexicano Benito Guerra sufrió un percance en Coiluna-Loelle, al quedar en una zanja; sin embargo, podrá regresar a la carrera este domingo para sacar la mayor cantidad de puntos. Antes de su incidente, seguía luchando en los primeros cinco lugares.

El final del Rally de Italia será rápido, pero nada corto de emociones. Dos salidas a Cala Flumini y el Power Stage en Sassari-Argentiera, en donde también se correrá en dos ocasiones, totalizan los 42 kilómetros que deben completarse.

RESULTADOS TRAS 16 ETAPAS:

  1. Ogier / Ingrassia (Ford Fiesta WRC) 3h02’16’’9
  2. Neuville / Gilsoul (Hyundai i20 WRC) +3’’9
  3. Lappi / Ferm (Toyota Yaris WRC) + 54’’2
  4. Paddon / Marshall (Hyundai i20 WRC) + 2’01’’8
  5. Ostberg / Eriksen (Citroën C3 WRC) + 2’03’’9
  6. Breen / Martin (Citroën C3 WRC) + 3’13’’6
  7. Kopecky / Dresler (Skoda Fabia R5) + 10’41’’4
  8. Tänak / Järveoja (Toyota Yaris WRC) + 12’27’’4