Compartir

El piloto alemán mantuvo el gran ritmo que le otorgó la PP, para obtener el triunfo de manera dominante en el trazado de Cataluña, superando por más de 17 segundos a su coequipero Lewis Hamilton y abriendo una abismal ventaja de 45 segundos sobre Sebastian Vettel, quien completó el podio barcelonés.

Nico tuvo una gran largada, y vuelta tras vuelta extendió la brecha con Vettel, quien superó a Hamilton en el inicio de la justa. Conforme avanzaba la carrera – y ante la imposibilidad de superar al piloto alemán de Ferrari – Hamilton optó por cambiar la estrategia a tres paradas al box, siendo la segunda de ellas la que le permitió tomar la punta por cuatro giros, consiente de que perdería el liderato luego de visitar los fosos por última vez.

Con esto en mente, el campeón trabajó en abrir la brecha con Vettel para asegurar que saldría de los pits en el segundo puesto. Así sucedió, pues Vettel no tuvo respuesta alguna para la velocidad de las flechas de plata, culpando al tráfico por la pérdida de tiempo.

Mientras eso ocurría, Nico se volvió inalcanzable, cerrando un gran fin de semana en el que logró acercarse a 20 puntos del líder general, además de extender a 11 unidades su ventaja sobre Vettel, quien se mantiene en el tercer puesto de la clasificación de pilotos. Rosberg se mostró lleno de alegría al ocupar por primera vez en la temporada el lugar más alto del podio.

Desde el término de la sesión de calificación, Sergio “Checo” Pérez supo que les esperaba una complicada carrera, debido a la falta de carga aerodinámica en el auto, aun así el piloto mexicano extrajo hasta la última gota de rendimiento del VJM08 durante la justa, para terminar en el puesto número 13 y recuperar cinco posiciones después de largar décimo octavo. Su coequipero Nico Hulkenberg terminó en el lugar número 15.

La siguiente cita de la serie se llevará a cabo en Mónaco, del 21 al 24 de mayo.