Daniel Suárez está decidido a conquistar el Iowa Speedway cuando se dispute la décima fecha de NASCAR Xfinity el próximo domingo.

El piloto ARRIS-Telcel-Toyota llega a Newton, Iowa, tras sufrir una complicada experiencia en Talladega, donde le sucedió de todo, penalizaciones, rezagos y una fuerte carambola, por lo que está decidido a mejorar sus resultados en la segunda división nacional de NASCAR.

“Creo que será un fin de semana positivo porque es una pista que ya conozco y en donde hemos corrido los dos últimos años (en NASCAR K&N). En general nos ha ido bien y en esta ocasión trataremos de poner la suerte de nuestro lado y así tener un fin de semana positivo”, puntualizó el piloto del auto #18.

El óvalo de 0.875 millas de longitud (mil 400 metros) le sienta bien al mexicano. En 2013, consiguió la tercera posición en la primera fecha de K&N y en 2014 su mejor resultado fue un séptimo sitio, por lo que llegará con la confianza suficiente para obtener un nuevo top-10, ahora en Xfinity.

A pesar de los resultados obtenidos en la pasada contienda, el piloto del Joe Gibbs Racing logró escalar una posición en la tabla general de pilotos, con lo que ahora se ubica en el noveno sitio con 254 unidades a 76 del líder Ty Dillon.

“Hay que seguir trabajando y tratar de salir a buscar buenos resultados. El equipo lo está haciendo muy bien, cada vez nos entendemos y nos acoplamos más, no hay otra cosa más que seguir mejorando”, señaló Dany.

Las actividades de la denominada “3M 250” comenzarán el sábado con doble sesión de prácticas por la mañana, por la tarde se realizará la calificación y la carrera se efectuará el domingo 17 de mayo a las 13:00 horas.