Compartir
FOTO: BMW Motorsport

Los pilotos de BMW i Andretti Motorsport admitieron su falta de coordinación al momento de mantener el 1-2 que entregaron en el ePrix de Marrakech, lo que derivó en el accidente que le dio la victoria a Jérome D’Ambrosio.

Bien dicen que la regla más sagrada en el deporte es nunca chocar contra tu coequipero. Pues bien, faltando menos de 10 minutos para la bandera a cuadros, Antonio Félix Da Costa y Alexander Sims controlaban las primeras dos posiciones con comodidad; sin embargo, al llegar a la séptima curva, el británico intentó superar al portugués, pero ambos bloquearon sus ruedas mientras se tocaban sus máquinas.

Da Costa, quien arrancó en sexto sitio, terminó varado en la barrera de neumáticos, en tanto que Sims cayó a la cuarta colocación; expresando su frustración después de la carrera, ambos reconocieron que debieron gestionar mejor la posición en pista.

“Alex estuvo increíble hoy, yo cometí un error mientras luchamos por ello, bloqueé los frenos, no pude girar y como consecuencia lo perdimos”, indicó Da Costa, quien llegaba como líder general tras vencer en Arabia Saudita.

“Yo creo que debía haberle dado la carrera más temprano para ser honesto. Ganamos la primera ronda, debíamos estar más que felices con la segunda posición hoy, es un año largo, y claramente el desenlace de hoy no es como vamos a ganar el campeonato, así que aprenderemos de ello, saldremos más fuertes e iremos por él”.

Sims calificó el accidente como “masivamente desafortunado”, aunque argumentó que, al ver poca separación ante Jérome D’Ambrosio, Sam Bird y Robin Frijns, su maniobra era necesaria para mantener el resultado.

“Yo ví que los autos detrás de mí nos estaban alcanzando y en algún punto sentí que necesitaba intentar un movimiento, pero la forma en que salió todo fue mala”, describió. “Cometemos errores al manejar situaciones como ésta, necesitamos salir más fuertes y volver para la próxima”.

De consolidarse como líder general, Da Costa sale de Marrakech en segundo puesto con 28 puntos, 12 menos que D’Ambrosio, quien logró la victoria. Para Sims, su premio de consolación fue el cuarto lugar, que le dio sus primeras 12 unidades en la serie.