Compartir
FOTO: Renault/Alpine

107 días después de que cayera la bandera a cuadros, Signatech Alpine Matmut fue ratificado como ganador de la 86° edición de las “24 Horas de Le Mans” en la clase LMP2.

Este martes, la Corte Internacional de Apelaciones de la FIA rechazó las apelaciones que G-Drive Racing y TDS Racing introdujeron en junio y llevaron a una audiencia el 18 de septiembre, por lo que de manera oficial, Nicolas Lapierre, Pierre Thiriet y Andre Negrao quedaron como ganadores oficiales en esta división, además de terminar en quinto sitio absoluto.

VER: Resultados Finales

Los prototipos Oreca No. 26 de G-Drive, junto con el No. 28 de TDS, violaron el reglamento mediante el uso de una pieza ilegal en sus sistemas de repostaje, que se encontraba en el restrictor de flujo y que se extendía a la válvula de combustible; al cambiar las dimensiones de la zona del cono del restrictor, las detenciones en fosos fueran, en el caso de G-Drive, entre seis y ocho segundos más rápidas que las de sus rivales.

Originalmente, Jean-Eric Vergne, Andrea Pizzitola y Roman Rusinov lograron la victoria en esta categoría tras completar 369 vueltas y liderar 360, en tanto que Francois Perrodo, Matthieu Vaxivière y Loïc Duval finalizaron en cuarto. Aunque TDS argumentó que no había especificaciones en el reglamento sobre el uso de componentes de este tipo, esto constituía una falta al reglamento.

De esta manera, detrás de los miembros de Signatech, el podio lo completaron el equipo No. 39 Graff-SO24 ORECA de Vincent Capillaire, Jonathan Hirschi y Tristan Gommendy, junto con el Ligier No. 32 de United Autosports conducido por Juan Pablo Montoya, Will Owen y Hugo de Sadeleer.

El resultado también promovió al mexicano Roberto González, al venezolano Pastor Maldonado y al francés Nathanaël Berthon a la quinta ubicación con el DragonSpeed ORECA No. 31. 

Alpine, que también utiliza autos Oreca, recibió la noticia con beneplácito, destacando el 40 aniversario de la victoria absoluta de la marca gracias a Didier Pironi y Jean-Pierre Jaussaud con el chasis A442B. Asimismo, el equipo logró el triunfo entre los LMP2 en 2016 y subió al podio en 2014 y 2017, siendo el único en quedar en los primeros cinco lugares en las últimas tres ediciones de la carrera.