Compartir
  • Quedarán debajo y encima del 12C
  • El P13 de 200 mil dólares se espera en 2015
  • Le seguirá el P15 de 650 mil dólares
  • El P13 promete un tiempo 0 a 100 kph menor a 4s y 297 kph tope
  • Se planea un P13 Spider y un GT3

El McLaren P13 de 198 mil dólares está programado para presentarse en Ginebra el año próximo, con prestaciones que enfatizan el plan de la compañía de construir sólo autos que tengan ventajas tecnológicas sobre rivales como Porsche o Ferrari, según Mike Flewitt, el recién nombrado presidente de McLaren.

Flewitt revisó el plan de siete años de McLaren y confirmó el posicionamiento del P13 de motor central como el modelo básico de McLaren. Enfatizó que, como sus hermanos, el P13 utilizará un chasis de fibra de carbono y una versión del V8 de McLaren, ultra compacto de doble turbo y 3.8 litros, construido por Ricardo, aunque con menor potencia. Se tiene entendido que el P13 será menor y un poco más ligero que el 12C de 1,400 kg. Puede ser posible que se le quiera posicionar como un “auto puramente de conductor” que represente una mejoría sobre los ya impresionantes niveles de agilidad e involucramiento que ofrece al conductor, pero sin que llegue a competir en el tema del desempeño bruto.

Internamente aseguran que dará entre 450 y 500 caballos y tendrá una caja automática de siete velocidades y doble embrague. Promete un tiempo de 0 a 100 kph de menos de cuatro segundos, con una velocidad tope de alrededor de 297 kph. Se cree que el estilizado del P13 estará ampliamente influenciado por el P1, cuyas superficies curvilíneas “modeladas por el viento”, su aerodinámica de alta carga y su cola baja han ganado mucha aprobación de los clientes potenciales, y lo volvieron un auto muy distintivo respecto a sus rivales. Se tiene entendido que las modificaciones del 12C muy probablemente irán también en la dirección del P1.

Además, Flewitt confirmó por primera vez que es probable que, en el largo plazo, el elenco de modelos de McLaren incluya un modelo regular de producción llamado P15, y estará entre el 12C, que seguirá al centro del rango de McLaren, y el P1. Declinó comentar detalles, más allá de aceptar que tendrá motor central, chasis de fibra de carbono como todos sus predecesores y un precio que rondará los 660 mil dólares. Flewitt dijo que el carácter diverso de cada modelo enfatizaría sus diferencias como propuestas para los propietarios. También insinuó un sucesor potencial para el P1 en el largo plazo, pero dijo que un nuevo auto que encabece el rango y cambie los parámetros solo se dará si la tecnología de baterías y motores eléctricos da pasos significativos.

Cuando el P13 alcance su objetivo de producción entre 2,000 y 2,500 autos, McLaren dice que la producción total deberá exceder 4,000 al año, incluyendo algunos derivados como el Spider (lanzado después del coupé) y una versión ligera, de desempeño extra en la línea del Porsche 911 GT3. El jefe de McLaren, Ron Dennis, dijo previamente que la compañía lanzará “algo sustancioso” cada año y hasta ahora se ha apegado al plan. Cuando todas las versiones del P13 estén en producción, McLaren Automotive espera estar generando “utilidades sólidas” para sus financiadores, que han contribuido fondos de inicio de unos 825 millones de dólares, permitiendo un presupuesto de 132 MDD para investigación y desarrollo y renovación de modelos. “Lo peor que puedes hacer en este negocio es olvidar invertir en modelos futuros”, dijo.

El estilizado del P1 marcará la pauta para el P13 Y 12C revisado
El estilizado del P1 marcará la pauta para el P13 Y 12C revisado

La expansión de McLaren enfrenta obstáculos

En 2012 el segmento de súper autos vendió mundialmente alrededor de 35,000, muy abajo de las cifras previas a la crisis crediticia. Ferrari vendió alrededor de 7,300 autos, Lamborghini 2,300 y Aston Martin 3,500, mientras que los Porsche 911 Turbo y GT probablemente representaron más de 6,000 unidades al año. McLaren aceptó que sólo alcanzará una producción anual de 4,000 autos cuando todas las versiones del P13 sean presentadas, lo que muestra lo competitivo de este mercado y lo difícil de una producción redituable.

Claramente, McLaren inició con un problema de identidad en un mercado donde la imagen y la historia son cruciales, a pesar de su visibilidad en F1. Fuentes de la compañía aceptan discretamente que el estilizado del 12C es algo genérico. Un anuncio reciente del 12C en aeropuertos alemanes puso a los autos de muestra con el nombre McLaren en tamaño prominente. Eso no sería necesario con un Ferrari o un Aston Martin. Pero usar al vistoso P1 como base al futuro debe resolver ese problema. Nadie duda de la excelencia en ingeniería de los autos de calle de McLaren, pero los modelos futuros también necesitan captar la imaginación de los compradores, si quiere lograr cifras de ventas lo suficientemente grandes para mantener a la marca a largo plazo.