Compartir

El piloto de Force India, Sergio “Checo” Pérez, recibió una llamada de atención por no cumplir con las directrices de la FIA al final de la segunda parte de la calificación de Gran Premio de Australia.

Pérez fue convocado por los comisarios por superar el tiempo máximo establecido por la dirección de carrera entre las líneas de coche de seguridad al final de la segunda sesión de calificación, lo que constituye una infracción del artículo 27.4 de las reglas deportivas. A pesar de esto, su posición en la parrilla permanece inalterada.

“Perdí mi referencia, al final terminé siendo demasiado lento, así que ese fue el problema”, dijo Pérez.