FOTO: Racing Point F1 Team

En una jornada sin errores, Sergio Pérez logró su mejor resultado en un Gran Premio chino tras finalizar octavo este domingo, en la carrera número 1000 en la historia de la Fórmula Uno.

El piloto tapatío remontó desde el 12º lugar con una gran arrancada, al superar a Daniil Kvyat, a la dupla de Haas F1 Team y a Nico Hulkenberg en cinco curvas, para así colocarse en zona de puntos y mantenerse firme en su posición el resto de la prueba.

“Fue una muy buena primera vuelta, vi el hueco, me tiré y pude ganar buenas posiciones”, declaró tras la carrera. “Al final casi ganaba otra con (Daniel) Ricciardo… ya no lo pude conseguir, pero fue una carrera muy buena en general, porque nunca esperábamos haber estado ahí, vencimos a coches más rápidos que nosotros, entonces (es) un gran día para el equipo, unos buenos puntos y espero que sigamos mejorando paso a paso”.

“Al final estaba muy complicado, porque intentaba atacar por momentos a Ricciardo, pero en otros ya sólo pensaba en (Kimi) Raikkonen, que venía con un ritmo muy fuerte, pero pudimos mantenerlo bien”.

FOTO: Racing Point F1 Team

El resultado fue hasta cierto punto inesperado para el integrante de la escudería Racing Point, pues se encontraba en medio de la parrilla peleando con autos más rápidos; pese a ello nunca dejó tranquilo al Renault de Ricciardo, mientras que Nico Hulkenberg (Renault) y Raikkonen (Alfa Romeo) tampoco pudieron superarlo.

Por momentos, Pérez lograba recortar la diferencia y ponerse en posición para atacar a Ricciardo por el séptimo puesto; sin embargo, el australiano encontraba la forma de separarse y evitar que utilizara el sistema DRS.

A su vez, vio a Raikkonen en sus espejos en la última parte de la carrera, pero pese al desgaste de sus gomas duras, que tenían cinco vueltas más que las del finlandés y con las que corrió en los últimos 36 giros, logró mantenerlo a raya.

“Al final ya no tenía ritmo para atacar a Ricciardo, veníamos muy parejos, creo que se definió todo en la primera vuelta, creo que eso fue lo que hizo la diferencia y pudimos mantener un buen ritmo, manejar nuestra estrategia y bueno, contento con el resultado”, dijo.

Este es el tercer resultado en zona de puntos para Pérez en China (noveno en 2014 y 2017), lo que lo coloca en el puesto 12 de la clasificación con cinco unidades. Siendo las primeras fechas del Mundial y conduciendo un monoplaza aún en desarrollo, se va contento de Shangai y con la mira puesta en Bakú, lugar donde ha protagonizado momentos memorables. 

“Es lo que tenemos que hacer, cuando el coche no está al nivel que esperamos que esté, lo que debemos hacer es tratar de manejar mejor que ellos y creo que lo logramos, creo que hicimos un gran trabajo, con mucha sensibilidad y una primera vuelta fantástica y gran manejo de los neumáticos, creo que hicimos la carrera perfecta”, aseguró.