Compartir
FOTO: Joe Skibinski/IMS, LLC Photo

Alfonso Celis hará la transición directa a los autos de la IndyCar Series.

Este jueves, se anunció la promoción del piloto poblano a la categoría de monoplazas más importante de Estados Unidos, luego de probar las aguas en la Indy Lights hace algunas semanas; su debut será en Road América, el 24 de junio, y se espera que participe en un evento adicional en este 2018.

“Estoy súper emocionado por estar en IndyCar, aunque hay muchos retos por delante y mucho trabajo”, afirmó en entrevista a FastMag.

Para el ex probador de la escudería Force India de Fórmula 1, este anuncio significa un nuevo cambio que ha atravesado en cuestión de pocos meses. Al inicio de año, acordó correr en la Indy Lights, pero un problema con su licencia le impidió participar en la apertura del campeonato, en St. Peterbsurg.

Llegó Barber, Alabama, donde finalizó en séptimo y octavo en las dos competencias que conformaron ese fin de semana, pero ahora, confiando en que su experiencia previa le ayudarán a hacer una trayectoria en la Unión Americana, aprovechará las similitudes que el monoplaza Dallara IR-12 con aero kits de nueva generación tiene con los que se utilizan en categorías europeas, aunque la calidad de la parrilla ha demostrado ser muy fuerte.

“Obviamente IndyCar es bien competitiva, con pilotos que llevan muchos años ahí, pues hay que tomarlo y afrontarlo como un reto difícil”, aseguró.

“Hay que encontrar, con un equipo nuevo, la puesta a punto ideal, eso va a ser un aspecto complicado, no va a ser fácil encontrar el balance yo del coche, y sobre todo para el coche para conmigo, así que hay mucho trabajo por delante”.

“Lo que cambia ahora es un coche que sin duda se me va a adaptar más fácil, pero también la categoría es mucho más exigente de lo que era Indy Lights”.

Celis seguirá trabajando con el personal de Juncos Racing, a quienes conoció en febrero (FOTO: Joe Skibinski/IMS, LLC Photo)

 

El mexicano correrá con Juncos Racing, propiedad del argentino Ricardo Juncos y que ha sido multicampeón en Indy Lights y Pro Mazda; en 2017 debutó en IndyCar, durante las “500 Millas de Indianapolis”, y este año efectúa un calendario de 10 carreras con el austriaco Rene Binder y el estadounidense Kyle Kaiser.

Con el auto No. 32 reservado para Celis en Road America, el objetivo es acumular la mayor cantidad de kilómetros posible para seguir desarrollando su carrera deportiva.

“Todo depende de cómo me vaya en las oportunidades que se me den este año”, dijo. “Lo más importante es la adaptación al coche, la puesta a punto y al final el entendimiento con los ingenieros, la confianza que se va ganando mutuamente”.

“Es muy importante ganarla lo más pronto posible, y con base en eso, será sacar experiencia en carreras y hacer carreras sólidas, terminar carreras para obtener más aprendizaje y posteriormente ir mejorando más en eso”.

Celis será el primer mexicano desde Esteban Gutiérrez en correr en la categoría, la cual ya hace sus preparativos rumbo a las “500 Millas de Indianapolis”.