Compartir
El piloto mexicano Carlos Contreras cerrará este fin de semana su temporada deportiva 2015 a bordo de un auto Xfinty, teniendo como escenario el Homestead-Miami Speedway, en la carrera Ford EcoBoost 300 de la Serie XFINITY de NASCAR.
 
“Estamos muy contentos pensando ya en la última carrera del año, vamos a llegar con el equipo de Rick Ware. Homestead es la última carrera de la temporada y el cierre de todos los campeonatos nacionales de NASCAR. Vamos a la última carrera optimistas, con buena cara. Ha sido un año difícil para el equipo y para nosotros, pero al mismo tiempo ha sido un año muy competitivo”, fueron los primeros comentarios de Carlos Contreras sobre el fin de semana. 
 
“Vamos a salir a hacer lo mejor que podamos. A despedirnos bien de esta temporada y vamos a empezar a planear el futuro. Hemos hecho una buena relación con Rubén Pardo y también unas buenas carreras con él. Estamos haciendo varias cosas con otras categorías, así que estamos viendo qué vamos a hacer en el futuro”, manifestó el piloto del auto #13. 
 
“Además, este fin de semana va a ser especial porque vamos a tener a Dada 5000 en la pista, quien actualmente es parte de la BYB Extreme Fighting Series y el próximo 19 de febrero va pelear contra Kimbo Slice en el Bellator en Houston. Así que los aficionados que vayan al cierre de campaña de NASCAR en Homestead, tendrán la oportunidad de saludarlo en nuestro pit”, añadió.
 
“En general, ha sido una pista en donde no hemos sido constantes en resultados y cada año pasa algo diferente. Esperemos que este año la puesta a punto nos favorezca. Es una carrera larga, es una pista muy rápida, es una pista a la que le tengo mucho cariño, pero siempre nos está esperando con alguna sorpresa”, concluyó.