Compartir

Fernando Alonso fue contratado por Ferrari hasta finales de 2016, pero salió del equipo dos años antes, después de terminar segundo en el campeonato en tres de sus cinco temporadas.

Alonso sabía que McLaren no daría resultados inmediatos, pues Honda recién regresaba a la Fórmula Uno, pero su incapacidad para dar el paso necesario y pelear la punta después de tres años no ha sido fácil de aceptar para él, aunque diga que es más feliz fuera de Ferrari.

“Nos gustaría ser más competitivos, sin duda”, dijo. “Por lo menos para los años en los que tenía contrato [con Ferrari] –2015, 2016–, todavía pienso que tomé una decisión buena al venir a McLaren. Ahí [en Ferrari] llegó el momento en que era demasiado estresante no ganar. Mi calidad de vida mejoró en los últimos dos años, a pesar de los resultados”.

El sustituto de Alonso en Ferrari, Sebastian Vettel, ganó tres carreras en 2015 y dos de los tres primeros premios de este año para encontrarse en la cima de la tabla.