FOTO: Wolfgang Wilhelm/Mercedes AMG F1 Team

Aunque no fue la más atractiva de las formas, Ross Brawn es uno de los más empáticos con las órdenes de equipo que le dieron a Lewis Hamilton la victoria en el GP de Rusia.

El actual responsable deportivo de la Fórmula 1 es, a su vez, uno de los personajes más recordados con situaciones de este tipo, sobre todo en su etapa con Ferrari cuando Michael Schumacher era el dominador del Gran Circo.

Por eso, el directivo respalda lo ocurrido en la 25° vuelta de la competencia pasada, en la que Mercedes ordenó a Valtteri Bottas dejar pasar al británico.

“Yo reconozco que la decisión del equipo alemán fue la correcta. El objetivo principal de un equipo es obtener el mejor resultado posible para ambos campeonatos y es por eso que lo hicieron”, expresó en el análisis posterior del GP llevado a cabo en Sochi.

“Siempre he creído que el interés colectivo de un equipo viene antes del de un piloto individual. Puede no ser fácilmente aceptado por los aficionados, ni lucir bien para el deporte, y es ahí donde el equipo tiene que juzgar las circunstancias y tomar su decisión”.

Brawn aseguró entender la frustración de Bottas, quien aún no ha sumado victorias en el Mundial en curso, así como el enojo de los aficionados; sin embargo, también exhortó a comprender que estas acciones son naturales en un deporte con actores múltiples.

“Las órdenes de equipo son parte del deporte. Además, siempre es mejor aplicarlas en una manera transparente, en lugar de intentar esconderlo, algo que hemos visto en el pasado, lo que ha levantado acusaciones de decepción”, indicó.

“No es el aspecto más atractivo de nuestro deporte, pero siempre ha sido parte de éste, bueno o malo, y es mejor de tenerlo a la vista”.

La opinión de Brawn fue una de las varias que se generaron tras el domingo, aunque entre los actores del Gran Circo también hubo respaldo, como Sebastian Vettel, quien en la conferencia de prensa después del GP, ironizando con la controversia que se genera parcialmente en medios, aseguró que era una decisión “muy fácil” de tomar.

Toto Wolff admitió su responsabilidad ante la manera en la que se planearon las detenciones a fosos de ambos, con Bottas ingresando una vuelta antes que Hamilton y perdiendo terreno ante Vettel. Al final, el director del equipo aplaudió la disposición del finlandés para jugar a favor de la fábrica en los campeonatos de pilotos y constructores.

“Eso te dice todo lo que necesitas saber sobre la calidad e integridad de su carácter”, dijo.