FOTO: Pirelli Motorsport

Aunque Ross Brawn prefirió evitar dar su veredicto personal sobre la penalización que Sebastian Vettel recibió en Canadá, admitió que la Fórmula Uno debería encontrar maneras de explicar las decisiones que se toman durante los Grandes Premios.

El enojo de los aficionados (basta con ver la encuesta que publicamos en nuestras redes el domingo pasado) se enfatizó porque, tras el boletín oficial que la FIA emitió durante el Gran Premio, no se ha dado una explicación de la decisión, por lo que se concluye que los tres delegados en turno determinaron que Vettel fue responsable por los movimientos del volante que hizo mientras se reincorporaba a la pista.

Por eso es que Brawn, Director Deportivo de la F1, opinó que el Mundial podría tener un canal de comunicación más abierto con los aficionados para ofrecer explicaciones de este tipo de resoluciones, así como ya ocurre en otros deportes.

“Yo tengo mucho respeto por el trabajo de los comisarios y por su profesionalismo, y creo que serían los primeros en decir que preferirían no ver un resultado de carrera decidido a través de una penalización”, destacó en su análisis posterior al evento.

“Al mismo tiempo, entiendo lo difícil que debe ser para los aficionados entender por qué el piloto (que está) en el escalón más alto del podio no es el que cruzó la línea de meta primero. Es por eso que la transparencia es importante cuando se trata de explicar las decisiones de los comisarios, especialmente en un deporte tan complejo como el de la Fórmula Uno”.

“Lo es en el fútbol, donde a pesar de la llegada de VAR, todavía se discute si un toque del balón con la mano debe ser castigado con un penal o no. Por lo tanto, podría ser útil trabajar con la FIA en soluciones que permitan a los comisarios explicar sus decisiones a los aficionados y explicar cómo los alcanzaron”.

“Habiendo dicho eso, añadiría enfáticamente que no hay nada siniestro en una decisión como ésta. Puedes estar de acuerdo o no, pero ninguno de los que asumen el papel de oficial en cada fin de semana tiene una agenda oculta y los aficionados pueden estar seguros de eso”.

Por su papel dentro de la categoría máxima, Brawn considera incorrecto ofrecer su punto de vista del incidente, pero asegura ser empático tanto por el sentimiento actual de Vettel como por la dificultad de los jueces.