FOTO: LAT Images/Mercedes AMG F1

Valtteri Bottas y la escudería Mercedes impusieron el ritmo durante el primer día de actividades del Gran Premio británico de Fórmula Uno.

El finlandés venció por margen muy corto a su coequipero Lewis Hamilton, pero ambos comenzaron a distanciarse de manera importante sobre sus rivales, consolidándose como favoritos para el resto del fin de semana en el circuito de Silverstone.

Aprovechando la aparición de una llovizna en la última media hora, Pierre Gasly se apropió del primer lugar en la tanda matutina al cronometrar, con neumáticos suaves, 1m27.715s en los momentos finales para colocarse en segundo.

De inmediato, el francés mejoró a 1m27.173s, imprimiendo una ventaja de casi medio segundo sobre Bottas, quien encabezó un 1-2 de Mercedes durante gran parte de la práctica. Max Verstappen también fue uno de los que aprovechó la pista seca para elaborar giros lanzados, lo que le permitió finalizar en tercero.

Lewis Hamilton, Charles Leclerc, Sebastian Vettel ocuparon el cuarto, quinto y sexto sitios, mientras los Renault de Nico Hulkenberg y Daniel Ricciardo fueron los mejores de los equipos de media tabla al concluir en séptimo y octavo.

Por la tarde, ya en condiciones estables, Bottas logró el mejor registro combinado, 1m26.732s, después de intercambiar el primer puesto con Hamilton en un par de ocasiones en la primera mitad del ensayos. La diferencia entre ambos fue de solo 69 milésimas.

Pese a ubicarse en tercero, con desventaja de menos de dos décimas al usar el neumático suave, Charles Leclerc estuvo lejos del ritmo de la dupla de Mercedes con el compuesto medio, pero lideró el esfuerzo de Ferrari al quedar justo adelante de su coequipero Vettel, cuyo déficit fue de 0.448s.

Gasly concluyó en quinto, seguido de Norris, Verstappen, Carlos Sainz, Alexander Albon y Sergio Pérez. El mexicano, quien se colocó 12° en el entrenamiento inicial, encara otro fin de semana en el que sus rivales más cercanos se encuentran en un nivel muy competitivo; basta con ver que de la sexta a la 17° casilla, hubo siete décimas de separación.

“Dimos tres vueltas en el compuesto blando para encontrar el tiempo, creo que tenemos que buscas un poco más de balance para poder hacerlo en la primera vuelta, que va a ser crucial, dados los márgenes que hay”, indicó el integrante de Racing Point.

“Una décima te cambia la vida, entonces esperemos que podamos encontrar unas décimas el día de hoy y mañana, por qué no, soñar con la Q3”.

Además de las salidas de pista, las cuales se esperaban porque se está corriendo sobre una capa de asfalto nueva, se generaron incidentes múltiples a lo largo del día, siendo el de Romain Grosjean el más significativo.

Por la mañana, el francés perdió el control de su auto al salir de la zona de fosos e impactó en un guardariel, rompiendo el alerón delantero. Más adelante, un fallo en el Alfa Romeo de Kimi Raikkonen provocó que el finlandés se parara en Luffield y, por ende, apareciera una bandera roja.

En la segunda sesión, Ricciardo también se quedó detenido en la curva Maggotts por un problema de motor, pero solo se implementó un Auto de Seguridad Virtual. Además, George Russell sufrió fallas de transmisión en su Williams, limitando su tiempo de práctica.

La actividad en Silverstone continuará este sábado con la última práctica libre y la calificación, esta última programada para las 8 AM (Hora México).