Compartir

El uso de Sauber de un motor Ferrari será un gran salto para el equipo, asegura el piloto Marcus Ericsson. La escudería suiza tendrá lazos más fuertes con la compañía hermana del fabricante italiano, Alfa Romeo.

Esto incluye cooperación estratégica, comercial y tecnológica, consolidando acuerdos que ya incluyen el uso del motor más actual. El director de Sauber, Frederic Vasseur, quien canceló el contrato con Honda para usar las nuevas unidades de potencia de Ferrari, dijo que el equipo tenía deficiencias aerodinámicas, así como un déficit en el motor la temporada pasada.

Sauber terminó último en el campeonato de constructores de 2017 y tuvo problemas con el motor de Ferrari un año atrasado. Ercsson, quien irá acompañado por el campeón de F2, Charles Leclerc esta temporada, cree que con esta alianza podrán llegar a ser pilotos de media tabla inmediatamente.

“El equipo tiene mucha confianza y deseo de tener un buen desempeño. Pude ver el auto en una computadora y se ve muy bonito. Debería ser un paso importante hacia delante”, dijo Ericsson. “Estamos compitiendo con Haas y Toro Rosso. Creo que esta temporada será muy impredecible. Si nos va muy bien podríamos incluso retar a Renault y Force India”.