Compartir

Tras la segunda carrera del ePrix en Hong Kong, la inspección reveló que los inversores y motores no eran los mismos que habían sido declarados para uno de los Audi e-tron FE04 de Abt y, mientras que Audi había notificado a la FIA que pensaba apelar la decisión, ahora la escudería ha decidido no seguir el proceso.

“Nos tomamos el tiempo para revisar cuidadosamente los documentos y procedimientos” dijo Allan McNish, “no ganamos ninguna ventaja por este error administrativo y todas las piezas seguían las reglas técnicas establecidas, pero aceptamos la decisión de la FIA y sus procesos”

“Realizamos un pequeño error con consecuencias graves y lo aceptamos; ciertamente es una lástima que Daniel perdiera su merecida victoria”