FOTO: Prensa Roberto González

Pese a todo tipo de complicaciones, DragonSpeed consiguió el pasado fin de semana las “24 Horas de Daytona” en la categoría LMP2, de la mano de sus pilotos Roberto González, Pastor Maldonado, Sebastián Saavedra y Ryan Cullen.

En una carrera que se vio acortada por una bandera roja y donde la lluvia fue factor clave, la escuadra, en su mayoría latina, se quedó con el triunfo en la edición 57 del clásico de resistencia estadounidense a bordo del ORECA 07-Gibson.

“Estamos muy felices por este triunfo. Sobre todo por ser una carrera tan completa y complicada”, indicó González, quien participó por segunda vez en el evento. “Fue un poco cardíaca también, todos cometimos errores a excepción de Pastor. Todo el equipo realizó un gran trabajo en no perder tiempo y recuperarnos, siempre nos mantuvimos en la vuelta del líder aunque a media carrera tuvimos problemas para arrancar”.

No fue fácil su camino a la victoria que, desde el principio, gracias a la división de los prototipos DPi y P2 en dos clases, era muy factible, ya que el regiomontano y sus coequiperos tuvieron a solo tres rivales, uno de ellos del mismo equipo de Elton Julian.

FOTO: Prensa Roberto González

Sobreviviendo a diversas banderas amarillas y enfrentándose a distintos problemas, como lo fue una falla en el arrancador de su auto que les costó cinco vueltas a la mitad del recorrido, el cuarteto supo enfrentar toda adversidad para erradicar su desventaja para quedarse con la aclamada victoria, en una prueba que terminó bajo bandera roja.

Además, beneficiándose que sus adversarios directos también se involucraron en incidentes y experimentaron problemas con sus prototipos, el No. 18 concluyó sexto entre los 47 vehículos que tomaron la arrancada.

“La verdad que siempre las 24 horas dan mucho trabajo, muchas sorpresas, pero tuvimos un equipo consistente, sabíamos que veníamos a esto, veníamos a ganar, así que muy contento, porque hicimos el trabajo que teníamos qué hacer”, expresó Maldonado.

“Tenemos un gran equipo que ha trabajado muy duro desde el comienzo y creo que ahora todo empieza a funcionar de la mejor manera”.

El siguiente compromiso para González y DragonSpeed será el 15 de marzo dentro del WEC en las “1000 Millas de Sebring”, a disputarse en el circuito de Sebring.