FOTO: Glenn Dunbar/LAT Images for Pirelli Motorsport

Después de perderse las primeras cinco sesiones, Williams logró colocar a su modelo FW42 en pista, durante la tanda vespertina de la tercera jornada de la pretemporada de Fórmula 1.

Ya que la construcción del auto enfrentó retrasos en la producción de sus piezas, la escudería británica lo trasladó hasta las primeras horas de este miércoles, donde requirió de los preparativos habituales, como revisión de sistemas y programas de recopilación de información, para que George Russell pudiera salir a manejar. En total, el británico acumuló 23 vueltas.

“Esta no es una situación que hayamos anticipado”, comentó Claire Williams a la prensa durante la tarde. “No es una situación en la que quisiéramos encontrarnos nunca. No solo estamos decepcionados, sino que es vergonzoso no traer un auto de carreras a un circuito cuando todos los demás han logrado hacer eso”.

“Particularmente para un equipo como el nuestro que ha logrado entregar un auto para probar en los últimos 40 años. Así que solo podemos disculparnos”.

La directora adjunta del equipo admitió que visualizaron los problemas apenas el fin de semana anterior, sin ahondar en los motivos; sin embargo, aseguró que el equipo tendrá partes suficientes para llevar a dos autos completos y un chasis de reserva al GP australiano, que se llevará a cabo en tres semanas.

El paso siguiente será hacer un control de daños, ya que aún hay elementos que llegarán en las horas próximas y que serán importantes para comenzar su programa de desarrollo aerodinámico durante mañana jueves.

VER: Kvyat lideró el tercer día

Después de tres días de pruebas, Mercedes ha acumulado 495 vueltas (2304 km) con sus pilotos Lewis Hamilton y Valtteri Bottas; incluso, al ver a los equipos con menos recorrido en pista y más fallas mecánicas reportadas (Racing Point con 176 y Haas con 254), se refleja que el tiempo que la fábrica de Grove ha perdido es más que valioso.

“Son los días iniciales”, dijo. “Hemos faltado a dos días de pruebas, eso no es idea, son muchos kilómetros potenciales, pero no creo que sepamos el impacto completo de faltar a esos dos días probablemente hasta un poco más adelante”.

“Claramente estamos haciendo todo lo que podamos para condensar el programa que teníamos para maximizar el tiempo disponible. Enfocaremos nuestros esfuerzos y atención en las áreas más importantes y críticas para asegurarnos de que el auto esté en la mejor forma posible para Australia”.

Williams rechazó hablar sobre el futuro de su Director Técnico, Paddy Lowe, ya que se ha cuestionado sobre su futuro en la organización.