Compartir
FOTO: NASCAR PEAK

Pese a las circunstancias, Abraham Calderón obtuvo su primera victoria de la temporada en la estelar de la NASCAR PEAK, celebrada la tarde del domingo en el circuito mixto del Óvalo Aguascalientes México.

El campeón reinante de la serie protagonizó junto con Irwin Vences un gran duelo por la punta de la competencia en el circuito mixto de 1.62 kilómetros, en el que contuvo los diversos embates del capitalino a lo largo de la carrera.

Sin embargo, rumbo a los últimos minutos de la contienda, en la entrada del óvalo a la parte interna del trazado, Calderón impactó por detrás al auto #46, el cual trompeó y cayó hasta el tercer lugar, por detrás de Rubén García, su rival directo por el campeonato.

“Fue una carrera muy intensa, no tuvimos banderas amarillas y tuvimos que trabajar muy fuerte”, explicó Calderón, quien no ganaba desde Chiapas, hace más de un año.

“Irwin tenía un gran auto pero no pudimos evitar el contacto. Él se frenó muy temprano, se quiso proteger y no tuvimos nada qué hacer. Una lástima ganar así, pero bueno, son carreras. Él se está jugando el campeonato, nosotros nos estábamos jugando la carrera y bueno, así es esto”.

 

Vences, quien llegaba siete puntos detrás de García, evidenció su molestia por la situación, señalando que había hecho una carrera limpia, constante e inteligente; pese al resultado, encarará las últimas dos carreras de la temporada con la misión de salir por la victoria.

García Mateos, por su parte, supo aprovechar las circunstancias y mantenerse fuera de los problemas, por lo que extraoficialmente aventaja a Vences por ocho unidades en la primera posición del campeonato.

“Hoy fue un buen día para nosotros, un segundo lugar no es malo, lugar que no sirve para los puntos”, aseguró.

En el séptimo sitio terminó José Luis Ramírez, mientras que Fabián Welter culminó decimocuarto. La penúltima cita de la categoría será el 10 y 11 de noviembre en Guadalajara.