Compartir

El equipo Virgin de Richard Branson, reclutó al ex piloto de Toro Rosso en F1, Jaime Alguersuari, y al subcampeón GP2 2013, Sam Bird, como sus pilotos para la temporada inaugural de Fórmula E. El acuerdo significa el regreso a las carreras del español Alguersuari casi tres años después de perder su asiento en F1.

“No haber corrido un monoplaza (desde la F1) no me va a afectar para nada”, dijo. “Lo más importante es el tiempo subido en el Fórmula E. Cuando estemos en Beijing (primera fecha), no creo que esté muy lejos. ¡No me siento como un viejo!”. Bird, ex probador de Mercedes F1, combinará su manejo en FE con sus compromisos en autos sport con Starworks y AF Corse.

Compartir
Artículo anteriorTodt discrepa
Artículo siguienteSimona va en serio