FOTO: Flavien Duhamel/Red Bull Content Pool

Después de construir su liderato y superioridad en las primeras etapas, Nasser Al-Attiyah se ha adjudicado su tercera victoria en el Rally Dakar, al completar su llegada a Lima, Perú, este jueves.

El katarí completó la ruta de este jueves en la posición 12, pero gracias al gran margen que acumuló en las nueve jornadas previas, superó por 46m42s al español Nani Roma, quien logró su primer podio desde 2014.

VER: Resultados Etapa 10

En esencia, Al-Attiyah fue el único que esquivó los problemas del camino, ya que sus rivales más cercanos sufrieron todo tipo de complicaciones, desde las de índole mecánica hasta accidentes. El único día que no lideró la clasificación general fue el segundo, cuando su coequipero Giniel de Villiers asumió el liderato antes de que sufriera un incidente.

De esta forma, iguala a René Metge y a Pierre Lartigue con tres victorias en esta categoría, ya que fue vencedor en 2011 con Volkswagen y en 2015 con MINI; hoy, se ubica atrás de Stéphane Peterhansel (13) y Ari Vatanen (cuatro) en el listado histórico. Para Toyota es su primera victoria en el Dakar.

Roma y Sébastien Loeb, con el Peugeot 3008 DKR preparado por PH Sport, completaron el podio; pese a sumar la mayor cantidad de triunfos de etapa (cuatro), fallas mecánicas y desviaciones en el camino le hicieron perder tiempo considerable al francés, quedando con desventaja oficial de 1h54m18s. 

Jakub Przygonski (Mini) y Martin Prokop (Ford Raptor) se anotaron su mejor resultado en el evento al terminar en cuarta y sexta plazas; entre ellos se colocó Cyril Després. En tanto, Carlos Sainz no logró defender su triunfo del año pasado, luego de que en el tercer día de actividades comenzara a encontrar problemas. El español culminó 13°, teniendo como premio de consolación el primer lugar en la ruta de hoy, que completó en 1h20m01s.

Price sobrevivió al dolor para convertirse en bicampeón (FOTO: Marcelo Maragni/Red Bull Content Pool)

Toby Price fue uno de los protagonistas en el cierre del Dakar, al llevarse el título de la clase de Motocicletas de manera dramática. Con sus lesiones en una muñeca, el australiano ganó la etapa final al completarla en 1h14m01s, pero aprovechó una caída de su rival más cercano, el chileno Pablo Quintanilla, para apropiarse de la primera plaza absoluta.

Después de una batalla que involucró a más de 10 pilotos y cinco constructoras, las eventualidades del desierto comenzaron a descartar favoritos, al grado de tener a solo tres contendientes al iniciar la jornada.

Quintanilla, cuyo accidente ocurrió en el kilómetro 10, perdió ocho minutos para retomar la marcha, pero una lesión en una pierna provocó que su déficit fuera de casi 20 minutos. Originalmente, fue tercero en la tabla global, pero el hecho de que Sam Sunderland recuperara la hora de penalización que se le impuso hace dos días generó que el chileno cayera a cuarto.

Price se convirtió en bicampeón del evento y le dio a KTM su 18° éxito en esta disciplina; asimismo, la fábrica austriaca se quedó con el 1.2.3, teniendo a Matthias Walkner en segundo y a Sunderland en tercero. Por su parte, el mexicano Carlos Gracida Garza completó las 10 etapas de la prueba y se ubicó en la posición 49 con el equipo HT Rally Raid Husqvarna Racing.

Edouard Nikolaev se repuso al susto del martes pasado para ratificar su jerarquía en Camiones por tercera ocasión al hilo y cuarta en total, al cruzar la meta de la ruta en sexto puesto y concluir 25m36s adelante de su coequipero Dmitry Sotnikov; así, la marca KAMAZ se agenció su 16° victoria en el evento. Pese al esfuerzo, Gerard De Rooy e IVECO se conformaron con el tercer escalón del podio.

En el resto de las categorías, Nicolás Cavigliasso selló la victoria que comenzó a forjar desde que arrancó la competencia en la modalidad de Quadrimotos. El argentino ganó ocho de las diez etapas, incluyendo la de este jueves, totalizando 43h01m54s de recorrido, superando a Jeremías González Ferioli por 1h55m37s. Gustavo Gallego completó el podio argentino, y de la marca japonesa Yamaha, con déficit de más de dos horas.

En tenor similar fue el cierre de Francisco “Chaleco” López en la clase nueva “Side by Side”, quien en su primera participación desde 2014, se recuperó de complicaciones durante la primera semana para no solo erradicar una desventaja de una hora sobre los líderes, sino además ganar tres de los últimos cinco tramos (y cuatro en total) y establecer un margen de diferencia de 1h02m35s ante el español Gerard Farrés.

Reinaldo Varela, quien lucía como favorito en las etapas iniciales, completó el podio de una clase que vio una hegemonía aplastante de las UTVs de la marca Can-Am, que barrieron con las primeras nueve posiciones.