Compartir
FOTO: Andy Hone/Williams F1

La FIA también reveló esta semana los últimos cambios en los reglamentos técnico y deportivo de la Fórmula 1, rumbo al año próximo y para el corto plazo.

Durante el Consejo Mundial de Deporte Motor, la Federación dio autorización a las simulaciones sin restricciones en sus sistemas de Dinámica de Fluidos Computacional (CFD, por sus siglas en inglés) al momento de desarrollar los autos con el paquete técnico que se utilizará en 2021, para que las escuderías den retroalimentación para la elaboración de las reglas nuevas, en conjunto con la misma FIA y Liberty Group.

Además, se les requerirá a los equipos aplicar el procedimiento de manejo del combustible de los Grandes Premios en las jornadas de prueba, es decir, que utilicen las medidas de seguridad como el uso de equipamiento de protección en todo tipo de actividad en pista.

En carrera, los autos se mantendrán en condición de bandera amarilla hasta que crucen la línea de control después de que el Auto de Seguridad ingrese a la zona de fosos; por lo tanto, los pilotos acatarán las luces y bandera verdes que solo aparecerán en la línea de meta en cada reinicio.

Asimismo, se procederá a ajustes en la aplicación de sanciones: si hay más de un piloto castigado con más de 15 posiciones por cambios de unidad de potencia, se ordenarán en la parrilla con base en el momento en el que calificaron, a fin de incentivar la elaboración de tiempos desde el mismo comienzo de la sesión.

Hasta este año, quienes incurrían en penalizaciones de este tipo eran ordenados de acuerdo con quién cometía la infracción primero; como el castigo se aplica en el momento en el que cada coche salía de la zona de fosos, se generaban filas significativas de monoplazas al arranque de los entrenamientos. Por otro lado, cualquier piloto que esté fuera de la “Regla del 107%” y se le permita arrancar, lo hará detrás de los pilotos con sanciones. 

En cuanto al reglamento técnico, habrá modificaciones menores en los autos: su límite de peso aumentará de 740 a 743 kilogramos, mientras que se especificarán más detalles respecto al diseño y características de los alerones delanteros, que tendrán las modificaciones más relevantes en 2019.