Compartir

 

En la segunda parte de la entrevista iniciada en el número anterior (#51 abril 2016), Adrián platicaba un poco de su regreso a México tras una ausencia física prolongada y en esta segunda parte nos sigue dando sus puntos de vista acerca del renacimiento del automovilismo mexicano, que se le debe en parte a él…

FM: ¿Cómo ves a México ahora que regresas?
AF: Lo que más me impacta es el nivel de automovilismo que estamos viviendo en México. Cuatro campeonatos mundiales de automovilismo, el Rally México, las 6 Horas, la Fórmula E y la F1. Estaba viendo que hace poco no teníamos casi nada y ahorita tenemos mucho. Tenemos esos cuatro campeonatos; tenemos a Daniel (Suárez) en la NASCAR; tenemos dos pilotos en la Fórmula Uno, de hecho a tres, con Celis; tenemos el semillero de la F4, tenemos pilotos en rallies, tenemos todo.
Yo siempre he dicho que llegar a la CART siempre fue difícil, pero más difícil conservarme ahí. Yo creo que ahorita estamos en eso. El primer año siempre va a ser el menos difícil, pero de ahí en adelante la gente se vuelve más exigente, entonces hay que hacer un trabajo mayor, no soltarle, no confiarnos, unir todos fuerzas.
Yo estoy donando mi tiempo, mi esfuerzo y de alguna forma agradeciéndole a la gente, a mi país, y con mi presencia apoyando en todos estos eventos le estoy regresando a la gente y mi país lo mucho que me han apoyado.
FM: ¿Tu pista favorita?
AF: Le Mans sin duda.
FM: ¿Tu pista favorita en México?
AF: Aguascalientes, la de 4 kilómetros, la grande, siempre me gustó por lo rápida, por eso me gusta también Le Mans.

4-(1)

FM: ¿Tu accidente más impresionante, que más recuerdes? El del Kink en Road America, el de Mid Ohio, el de Australia con Bruno Junqueira, esos fueron espectaculares.
AF: Uuuuy, hay muchos. Mira uno que la gente no conoce mucho es cuando me fui a Europa a los Fórmula Ford, estaba en 1987 en Holanda y estaba dando una vueltas en un entrenamiento rodando en Zandvoort, y tuve un accidente muy fuerte y muy serio. Era un entrenamiento libre y no había nada de comisarios de pista; estaba conociéndola con este equipo donde yo era mecánico de ellos, les preparaba dos coches y me preparaba el mío. Fuimos a conocer la pista porque íbamos a correr una carrera del campeonato BeNeLux (Belgica-Holanda-Luxemburgo) y cuando salgo a la pista doy dos vueltas y luego un coche truena el motor, hay aceite en la parte externa de una curva en la línea. Es un curva muy rápida, llego y me salgo, le pego a las llantas y empiezo a volar y caigo boca abajo, ahí se sume un poco el auto.
Yo tengo un poco desviada la columna y fue de ahí. Total quedo boca abajo pero el roll bar se entierra en la arena. Me quedo ahí atrapado casi 7 minutos sin que nadie venga a ayudarme, con el cuello totalmente apachurrado. Yo observando el espejo que me quedó viendo hacia la cara y me estaba empezando a caer gasolina y no me podía mover. Ese yo creo que para mí fue el más fuerte porque en los otros sí estaba yo bocarriba, estaba lastimado, lo que quieras, pero aquí yo estaba atrapado. Estaba solo en Europa, no había nadie que me fuera a ayudar. Estaba sofocándome, no podía salirme y nadie se paraba a ayudarme hasta que llegó una parejita que estaba viendo la carrera y cuando llegaron estos, pues fue como una luz.
Imagínate yo allá adentro pensando que sí me iba a morir. Después de que decido irme de México, nadie me ayuda, tenía yo futuro en México y acá estoy trabajando de mecánico y ahora estoy atrapado en un coche de carreras. Imagínate qué horrible final y pensaba yo en mi papá que me decía, “¿Por qué insistes tanto en esto?” y me vinieron a la mente todas estas cosas y también un poco de coraje porque nadie me venía a ayudar.
Finalmente llegó esta pareja y empezaron a levantarme, pero de repente se le caía el coche a la chava y yo no podía quitarme el casco; total, de alguna manera levantan el coche 10 centímetros o 10 pulgadas lo que sea y no sé cómo le hice y por ahí me salí. ¡Imagínate, a estos cuates los besé, los abracé…! Ahí quedé dañado de la columna y fue el accidente más intenso de mi vida.
FM: Los otros fueron más espectaculares, en Australia te perforó el monocasco, en Detroit el volantazo….
AF: Sí, me rompí la muñeca y tengo todavía los clavos; en Vancouver me rompí la cadera y en Australia fue el de la columna. Y ahora entreno con Bruno y Tony Kanaan, nos salimos a rodar en bicicleta, ellos son triatletas. En Australia no fue culpa de él (Bruno) y somos amigos en Miami. El otro día me hicieron pedazos a las 30 millas (50K), ya sabes, iba yo usando toda mi experiencia aerodinámica para agarrar el rebufo del aire pues yo no estoy tan entrenado como ellos, tienes que meterle muchas millas a la bici. Me fui con ellos y a las 30 millas ya me quedé y se fueron ellos.

afdez2

FM: ¿Bueno, tu victoria más espectacular, la que más recuerdes?
AF: Una muy importante es la primera de Indy Lights, todas son importantes, Japón, todas…pero en esa yo venía de campeón de la F3 y fue un poco como mi primera en F3 en México cuando ya no tenía yo apoyo y Beto Lozano me ayudó, me jugué todo para irme a Estados Unidos ya como campeón y todo mundo me decía que estaba loco, que me quedara aquí, ya me pagaban un sueldo. Esa fue en el óvalo de Phoenix y yo no conocía óvalos y corría contra cuates que ya llevaba mucho tiempo ahí, como Bryan Herta. Fue mi primera carrera en EU, mi primera en óvalos y mi primera en un auto mucho más potente que lo que había manejado antes. En las últimas dos vueltas iba yo llorando, hay tomas en las que estoy extremadamente feliz, llorando de la alegría porque sabía que ese triunfo era el inicio de algo grande. Antes iba yo como en carcacha y de ahí me fui en cohete.
FM: ¿Siempre fuiste muy luchador, pero hubo un momento en el que estuviste cerca de tirar la toalla?
AF: Sí, cuando los Abed me dijeron que ya no me iban a apoyar en 1991 y estaba con mi mamá en la cocina del departamento y le dije: ‘¡hasta aquí!’. Le acabo de decir a Pepe Abed que gracias por no apoyarme en Europa, porque estaba en espera de patrocinio de los Abed y tardó tres meses y no llegaba y no llegaba. En ese momento los odiaba, pero me hicieron un gran bien, me fortalecieron mi carácter. A lo mejor con su ayuda no hubiera sacado lo que necesitaba, que era moverme, era hacerme una piel gruesa. Eso me hizo analizar más mi carrera, aprender más y entender que esto no era fácil. Cuando yo regresé a la F3 en México, ya después de Europa que no me habían apoyado, era faltando dos semanas para el inicio y me apoyan con un motor y un chasis, le hablo a Beto Lozano y lo demás es historia, fui campeón ese año. Pero ese es el momento en que estuve más cerca del retiro. Cuando tenía una gran depresión me dormía como 24 horas seguidas, pero siempre con una libreta al lado, y despertaba y apuntaba ideas y despertaba con unas ganas… haz de cuenta que recargaba la batería. El chiste en la vida del éxito de cualquier persona es que todas tus ideas las lleves a cabo. Ejecuta, ten un plan. ¿Cuánta gente se queda con las ideas, el ‘yo quiero hacer esto’ y no lo hace? Yo ejecutaba todas mis ideas.
FM: ¿Cuéntame, como ves tú la llegada de las 6 Horas del Mundial de Resistencia (WEC) para septiembre?
AF: Mira Ricardo, quien compró los derechos de la categoría para traerla es un buen amigo mío, igual que Roberto su hermano y yo les he ofrecido apoyo en lo que necesiten, porque también hay que apoyarlo. Yo creo que esta categoría va a llamar mucho la atención de la afición de México porque vienen muchos autos. Yo la corrí y es muy padre, hay clases P1, P2, GT dos clases y hay competencia de marcas a todos los niveles en una misma pista, además la carrera es larga, los coches están hermosos, es muy atractiva. La gente se va a sorprender de tener esta categoría en México.
FM: De hecho se comenta que podrías subirte en México a un prototipo LMP2 extra con Roberto González y un tercer piloto, como Michel (Jourdain L.) o Luis (‘Chapulín’ Díaz).
AF: De yo subirme pues la verdad es como me decían en la F4, me encantaría, pero si no lo haces bien no tiene sentido eso de rodar por rodar, ¿de acuerdo? Yo tengo la sangre competitiva y tendría que meterme en un equipo competitivo. Roberto es bueno, el ‘Chapu’ obviamente, pero si se diera el caso me gustaría un auto competitivo, pero ahorita ya vamos tarde aunque nunca sabes que pueda pasar.
FM: ¿Tu piloto favorito de Indy y de F1?
AF: Uno, (Ayrton) Senna, mi inspiración, mi todo, gracias a él,… le debo mucho, me inspiraba muchísimo. De IndyCar no tuve uno, admiraba mucho a (Emerson) Fittipaldi a Mario Andretti, pero como no seguía mucho la serie todos ellos llegaron a ser mis rivales, y ellos me ayudaron mucho cuando yo no era nadie.
FM: ¿Un personaje histórico favorito?
AF: Steve Jobs, he leído su libro, es un personaje, obvio todos los que son genios van a ser distintos del común denominador así que no le critico mucho su personalidad. Este cuate era un genio, la visión que tuvo era impresionante. Tú los celulares los ves normales, pero él los pensó hace mucho y en ese entonces era para decirte ‘¡estás loco!’. Eso es lo que admiro mucho. En general admiro mucho a todos los inventores.

Afdez1

FM: ¿Qué te hubiera gustado ser si no fueras piloto?
AF: Muchos amigos, mi novia me dicen que yo hubiera sido un triunfador de una u otra forma porque soy una persona muy persistente, entonces empresario o algo que tuviera adrenalina iba a ser y me iba a ir bien. Gracias a Dios fue el automovilismo.
FM: ¿Tu comida favorita?
AF: Japonesa
FM: ¿Y te sigues cuidando? porque me acuerdo que estábamos en una entrevista y daban las 12 del día y parabas porque te comías exactamente 7 almendras y 5 uvas y luego seguías.
AF: Sigo, pero obviamente no a ese nivel. Sigo con el ejercicio, pero obviamente no al nivel de entonces. Mi novia estudió nutrición holística y me encanta lo de mantenernos sanos y paso esa educación hacia mis hijos. Me cuido, pero me cuido al 70% de lo que estaba en ese entonces. Ahorita tengo ganas de unos tacos y me los como, pero me cuido.
FM: ¿Música favorita?
AF: Me gustan mucho, luego ni me sé los nombres, me gusta una y le pongo favorita en Spotify y la tengo y la vengo escuchando. Me encanta con mis hijos todo lo que están oyendo, se ponen a cantar conmigo en el coche.
FM: ¿Y crees que a Nico, tu hijo le vaya a dar por las carreras?
AF: No sé. El otro día Juan Pablo (Montoya), le dijo a su hijo Sebastián que le prestara el traje de piloto, son compañeros de escuela, Sebastián tiene como 10 años y Nico tiene 7, y sus hijas van con mi hija ahí en la escuela en Miami, entonces tenemos mucha comunicación. El día que le dijo que se subiera yo me subí delante de Nico y dimos unas vueltas, después lo subí con un argentino que ayudó a Pietro Fittipaldi porque yo no quiero ser el típico papá, y le dio una introducción. Nico se ha subido en GoKartManía a K1, pero ahí le pegas a algo y no pasa nada. Esa vez ya le hizo una introducción general. Nico, le gusta, más bien, piensa que le gusta, pero le encanta el futbol y ahorita está muy metido en eso y me encanta. No quiero presionarlo ahorita, ahí está bien… y el soccer es más barato (risas).