Compra la revista en Sanborns y locales cerrados

DANIEL HACE HISTORIA

  10 Apunten estos datos, porque ya son parte de la trivia deportiva mexicana por derecho propio. El piloto regiomontano es líder del campeonato y como tal llega al superóvalo de Michigan a la carrera 13 de la campaña. Con ella termina la primera mitad de la temporada regular de 26 fechas a las cuales siguen otras 7 de eliminatoria en la Caza por la Copa Xfinity para determinar el campeón. Es un sistema nuevo implementado para este año y si se hubiera empleado antes, Daniel Suárez ya tendría el título 2015 en su bolsa y estaría buscando el bicampeonato; pero en el deporte no hay “hubiera”. 18 La misión era ganar una carrera en el inicio de la campaña para calificar a la Caza por la Copa y ahí dejar que sus manos hablaran en la pista. La misión a largo plazo, digamos de tres a cinco años es ser el primer ídolo latino –o “hispano”, como le dicen a los de ascendencia latinoamericana en EUA– en las series estadounidense de autos stock. El paso ha sido firme, ascendente, sin retrocesos. Daniel, fogueado por campañas intensas en la NASCAR México, que iban de la mano con intervenciones exploratorias en la NASCAR West y algunas apariciones en la serie de trocas, ahora corre en la segunda serie en importancia, la Xfinity, buscando pasar a la serie superior, la Copa Sprint, en cuanto termine su aprendizaje. Ya ha sido miembro del grupo de pilotos por la diversidad que impulsa NASCAR, y de la generación “NEXT” o sea las próximas estrellas de autos stock que se seleccionan anualmente. Y tras su campaña 2015 que le dio el título de Novato del Año en la serie Xfinity, el título en 2016 es el siguiente paso en su camino. Va con buen ritmo, liderando la serie a media campaña y clasificado con su victoria a la Caza. 2 Pero lo más relevante es su consistencia, con 11 resultados entre los 10 mejores y un 12 y un 16 en los otros dos, o sea que en términos prácticos nunca ha bajado de llegar a la meta entre el 40% frontal, o dicho en términos escolares, no ha reprobado una sola. Y en calificación es doblemente mejor, pues su peor sitio en la parrilla ha sido octavo, o sea está entre el 20% superior carrera tras carrera. Sus estadísticas son de consistencia y velocidad, una combinación rara que, cuando se da, produce los mejores resultados posibles. Ahora es cuestión de mantener el paso y así Daniel, ya nominado como favorito al título, debe cumplir con los momios y coronarse a finales de 2016. Amén. 15 Llega la primera victoria A mediados del mes pasado Elliot Sadler le sacaba tres puntitos de ventaja, 349-346, a Daniel en la batalla por la punta de la serie Xfinity, pero Elliot tenía la ventaja de haber ganado y estar clasificado para la Caza por la Copa de la serie. En la Charlotte 300 Daniel calificó en primera fila atrás de su coequipero Erik Jones y se mantuvo en el grupo puntero hasta más allá de media carrera, liderando inclusive en las vueltas 115 y 116, pero perdió el tren, se retrasó y al final las amarillas constantes le impidieron recuperar terreno por lo que acabó duodécimo, pero Sadler se fue al sitio 28 y Daniel retomó la punta de la serie. Ya en junio vino el superóvalo de Pocono, triangular de más de 4 kilómetros, y Daniel calificó tercero, atrás de Jones y de Kyle Busch; se mantuvo entre los punteros adaptándose a una pista tan peculiar para acabar noveno y seguir en la punta de la serie con una decena de tantos de ventaja. Una semana después fue la Michigan 250, en el óvalo de 3.2 kilómetros cercano a Detroit. Daniel calificó sexto, entre 40. Desde el inicio fue muy rápido, pero se le pasó la mano –o el pie– y fue penalizado siendo mandado a la cola del pelotón tras exceder la velocidad en el carril de fosos en su primera parada. 11 Desde ahí empezó a remontar pues estaba en el sitio 28 y extendió su detención para tomar la punta en el giro 70 y asegurar un punto extra en la clasificación. Tras la última detención estaba octavo y con un auto excepcional y fue cazando a sus rivales para ponerse segundo cuando quedaban cuatro giros, con poco más de dos segundos de desventaja sobre el líder, Kyle Busch. Procedió a recortarle centésima a centésima y finalmente lo alcanzó en la salida de la Curva 4 en la vuelta 124 y cruzó la meta para empezar la 125 y final delante de Busch. Abrió a su rival –también coequipero y dueño de la camioneta de Daniel en la serie de trocas– en la entrada a la Curva 1 y de ahí se escapó para no dejarlo chuparse el aire y cruzar la meta con 281 milésimas de ventaja para su primer triunfo. Además recolectó 44 puntos que lo dejan con 452 en el año, y 18 delante de Sadler, cuando van a la mitad de la competencia normal del año antes de entrar a la Caza. Aparte, Daniel corrió en la Charlotte 200 en el óvalo de milla y media de Carolina del Norte, pero aunque calificó séptimo en la parrilla, un incidente le hizo perder dos vueltas en reparaciones y terminó en el sitio 23. Su peor resultado en la serie de trocas en una carrera acabada, pese a que recuperó varios sitios en su remontada tras el incidente.

Artículos Sugeridos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *