Compra la revista en Sanborns y locales cerrados

Desde los Fosos: Los elegidos del público

POR: C A R L O S  J A L I F E • @ Scuderiargz Esas ideas de hacer partícipes a los aficionados en algunas entregas de premios para sacar al “piloto más popular” o similares, se me hace una vacilada porque la mayoría de las veces los premios se implementan sin bases claras y sin controles eficientes, lo cual se presta a manipulación de los interesados, sean estos pilotos, directivos o clubes de aficionados pro algo. Recientemente he visto dos casos: uno en la serie ovalera nacional por excelencia en la cual se premia al piloto más popular, pero cuando vi su nombre me intrigó y decidí hacer un muestreo rápido preguntándole a varias docenas de empleados de la compañía editora acerca de si conocían pilotos de la NASCAR México y ninguno me dio el nombre del supuesto piloto más popular, que por sus resultados y trayectoria no tiene lógica que sea popular. Claro, no sabemos cuántos votos hay contabilizados, pero quizás es el único piloto que se interesa en cabildear los votos mientras que a los demás de la serie no les interesa ese galardón y ahí reside el problema. Lo incrementa el hecho de que ha recibido ese galardón varias veces, y a mí me huele a un esfuerzo coordinado para obtenerlo, a que en realidad sea popular, pues nadie a quien le haya yo preguntado, aficionado casual, lo conoce; por el contrario, sí han escuchado hablar de Toño, Rubén, Abraham, Jorge, Rovelo, Rogelio, Rafa, Homero y otros volantes de la misma serie. Otro ejemplo es el de la entrega de un galardón similar en la FIA Américas y entre los nominados estaba Sergio Pérez, pero el ganador fue un chavito de Guatemala del que nunca había escuchado yo, y al cual nadie en México conoce, pero que llevaba la delantera desde el primer día (eso decía cuando yo voté). La verdad no hay forma que un chavito que corre en Guatemala sea más popular a nivel continental que un F1 como Sergio, o que el campeón de la Indy 500 (Montoya) o que el bicampeón mundial del WTCC (Pechito), por dar tres ejemplos. Es una vacilada darle un trofeo -y hasta nominarlo- cuando hay campeones verdaderos en la región, e ídolos que fácilmente ganarían en una votación abierta bien estructurada y regulada. 16-2 Y ya que estamos entrados en materia, me parece peligroso eso del fan boost de la Fórmula E, pues hasta donde recuerdo ganaban siempre los mismos y si los fanáticos votan igual de país a país, eso significa una ventaja indebida para los pilotos que ganan la votación y los principios del deporte son que la competencia debe ser pareja, no tuertos contra ciegos. Estoy de acuerdo en involucrar más a los aficionados, pero no con vaciladas que alteren el campo de juego.

Artículos Sugeridos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *