Compra la revista en Sanborns y locales cerrados

Un “bloque” que resulta problemático

Con dos carreras cada fin de semana, los constructores aprovechan cuando sus autos funcionan bien. Los tres han tenido al menos un triunfo doble este año, y hemos visto algunas actuaciones dominantes de fin de semana.

Las ecualización de desempeño del DTM han contribuido a ello, con bloques de lastre de 2.5 kg añadidos y retirados, basados en los resultados de los pilotos y los constructores, alterando hasta en 35 kg el peso nominal de 1,120 kg. Tras un inicio pésimo en 2015, los BMW eran de 20 a 25 kg más ligeros que los Audi o Mercedes en Zandvoort, por dar un ejemplo.

Afortunadamente, a diferencia de la F1, no es la misma marca la que gana todo el tiempo. Pero continúa siendo una anomalía; en las nueve carreras de 2014, sólo dos veces un constructor barrió el podio. “Lo que es bastante obvio en comparación a los años anteriores es que tiendes a tener estos resultados en bloque por marca siempre” dijo el jefe de Audi, Dieter Gass. “Cuando tienes muchos Audi o Mercedes o BMW al frente de una manera que no habíamos tenido en el pasado, probablemente no sea lo que los espectadores quieran ver, y no es lo que nosotros queremos ver. Aunque me esfuerzo por comprender cuál es la razón, no creo que todo se pueda explicar simplemente por el peso”.

Artículos Sugeridos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *