Compra la revista en Sanborns y locales cerrados

Oriente y Occidente se encuentran en Le Mans

Le Mans es considerada la carrera más importante del mundo desde 1923, cuando se instituyó en el occidente de Francia y los fabricantes automotores la usaron para promocionar sus autos como el mejor del mundo al resistir yendo a velocidad total durante un día completo, batallando no solamente con los demás autos en la pista –cuatro clases distintas con una diferencia de velocidad tope de hasta 80 kph entre los más veloces y los más lentos– sino también con los elementos cambiantes, las limitaciones de uso de neumáticos y combustible y la necesidad de reaccionar instantáneamente a los movimientos planteados por los rivales.

Recientemente se cambió la hora de arrancada a las 3 de la tarde, para aprovechar un poco más la luz del final de la primavera europea y se introdujeron reglas diferentes para el auto de seguridad, con tres autos separados, pues en un circuito que mide más de 13 kilómetros agrupar a los 55 autos aceptados para competir es bastante difícil, pues una vuelta a fondo dura 3 minutos y medio, mientras detrás del auto de seguridad puede ser del triple, pero el reto sigue siendo mayúsculo pues los autos ya no se guardan un poco al inicio de la carrera y van a fondo las 24 horas sin descanso, día y noche. Por algo es la más grande y la más difícil, pero también la de la mayor recompensa mediática y mayor prestigio entre los fabricantes, aunque el premio en metálico es de menos de 15,000 dólares.

LMP1

La temporada 2015 del Mundial de Resistencia (2015) inició con victorias de Audi en las 6 Horas de Silverstone y Spa, aunque las PPs fueron para Porsche en ambos casos. Parece que los alemanes tienen mejores paquetes en sus híbridos que las firmas niponas, pero Toyota es el campeón mundial de 2014 y Nissan va a debutar en las 24 Horas de Le Mans con un prototipo de motor delantero que puede ser una maravilla o una decepción. Todos van con tres autos, excepto Toyota, que sólo usará dos.

La clase premier de prototipos es la muestra de tecnología automotriz más impresionante, pues los sistemas híbridos de los cuatro contendientes son distintos, así como las capacidades de recuperación de energía cinética empleando celdas de combustible, baterías, súper capacitores e incluso el volante del motor para la fase de recarga, además de motores de cilindrada y desplazamientos distintos –eléctricos, diésel y de gasolina– y filosofías distintas en búsqueda de la victoria absoluta. Lo único en que coinciden es que todos los equipos usan la misma marca de llantas, Michelin, incluso los autos privados del Rebellion Racing suizo y del TeambyKolles.

LMP2

Originalmente se suponía que las reglas de equivalencia podían hacer que un prototipo LMP2 con su relación de menor peso y potencia fuera tan veloz como los LMP1, pero no resultó así y se ha establecido como la categoría de elección para equipos privados, a diferencia de los principales de la LMP1 que tiene a los fabricantes oficiales. Aunque hay distintas combinaciones de autos, chasis y motor, en realidad el prestigio es para los equipos ya que los LMP2 no han ganado el primer sitio y no podrían presumir del triunfo absoluto.

El equipo ganador en Silverstone fue el G-Drive que hizo el 1-2 en la apertura en Silverstone –en el que corre el mexicano Ricardo González en el #28– con sus prototipos Ligier, y el ganador de Spa –y de Le Mans en 2014– el Jota Sport, que usa un chasis Gibson. Pero también está el OAK Racing, ganador en 2013, también con los Ligier JS P2 y los estadounidenses de Extre Speed con sus HPD ARX -04b con motor Honda, pero hay chasises Alpine, Morgan, ORECA, Dome y BR01 con motores Nissan, Judd, Honda y SARD en combinaciones distintas, para un total de 20 prototipos LMP2, al menos 16 de ellos calzados con llantas Dunlop.

GTE Pro

Esta es la clase más chica en cantidad, pero los nombres de los contendientes con probablemente los de más tradición histórica: Ferrari con sus 458 Italia, Aston Martin con sus Vantage V8, Corvette con sus C7R, y Porsche con sus 911 RSR GT3, todos con dos unidades, excepto Aston que presenta tres y, como en los LMP1, todos calzados con Michelin, lo cual los empareja aún más ya que en esta clase todos usan pilotos profesionales en una batalla tan brutal como la de los prototipos grandes.

Ferrari, ganador en la apertura del WEC en Silverstone, tiene al equipo AF Corse con su bicampeón Giammaria Bruni y los pilotos oficiales Toni Vilander, Giancarlo Fisichella, James Calado, Davide Rigoni, mientras Porsche usa al equipo Manthey y sus pilotos oficiales como Fred Makowiecki, Patrick Pilet y Richard Lietz, Corvette trae a su equipo oficial, campeón de las series estadounidenses y varias veces ganador en Le Mans, anclado con volantes como Jan Magnussen, Toño García y Oliver Gavin, mientras Aston, ganador en Spa, tiene al equipo de pilotos daneses en un auto junto con sus estelares Darren Turner, Stefan Mucke, Fernando Rees y otros en la pareja restante de Vantages.

GTE Am

Los autos en esta clase son iguales a los GTEPro, pero usan pilotos no profesionales (de ahí el nombre de GTE Amateur) lo cual los convierte en muchos casos en chicanas ambulantes dada la diferencia de velocidad con los prototipos. Las mismas cuatro marcas tienen autos en la clase, pero también está el Viper GTS-R que se coronó en su clase en el USC estadounidense, con sus pilotos holandeses de la familia Bleekemolen. Corvette también tiene un representante, el del equipo galo Larbre, mientras Aston Martin manda un par de autos, entre ellos el de Paul Dalla Lana, Pedro Lamy y Mathias Lauda que ha sido el ganador de las dos fechas del WEC en 2015.

Entre las dos marcas europeas restantes están la mayoría de los autos de clase. Porsche tiene cuatro autos, dos de ellos del equipo chino AAI y dos del Proton Racing, incluyendo el del actor Patrick Dempsey que acapara la atención mediática, todos apoyados con algunos pilotos de fábrica. Mientras tanto, Ferrari presenta seis de sus 458 Italia, tres de ellos preparados por el propio AF Corse que es el equipo premier de la firma.

El nivel de manejo es un poco disparejo, y parte de la victoria es encontrar cuando poner a los mejores pilotos en el auto para sacarle ventaja a sus rivales cuando tiene a los más débiles en su alineación. Una categoría en la que no sólo la velocidad importa.

61

Artículos Sugeridos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *