Compra la revista en Sanborns y locales cerrados

Fem1: ¿Qué es ser mamá de un piloto?

Por Isaura García de Herrera 

SER UNA MAMÁ DE UN CHAVO DE 17 AÑOS QUE CORRE AUTOS ES SUMAMENTE DIFÍCIL; ES VIVIR CON UN HUECO EN EL ESTÓMAGO SIEMPRE

Somos una familia racing y siempre seguimos las carreras, rallies, F1, prototipos, etc., desde que conocí a mi esposo Jorge Herrera, corredor de karts y vintage, gran fanático de Pedro, Gilles y Ayrton. Así nació el gusto de mi hijo Jorge por el automovilismo. Desde que empezó a caminar se subía al auto al volante; al año y medio ya tenía su coche de juguete y siempre pedía coches de carreras de regalo. A los 4 años reconocía las marcas de autos en la calle y los Reyes Magos le trajeron su Jeep eléctrico el cual manejaba a la perfección, sin chocar. A los 6 años se sube por primera vez con su papá a los karts de renta en Cuernavaca, a los 8 años le compran su primer kart para competir en campeonatos de pistas como Cuernavaca, Metepec, y Cuautitlán Izcalli.

Desde que Jorge se subió a un kart, me di cuenta que eso era lo que él quería, su mirada, su forma de tomar el volante. No era tan feliz con nada más, ni pelotas, bici o patines. Su dedicación a su kart, a ver las carreras de F1 completas a su corta edad; saber de autos, campeonatos, pilotos… todo eso me hizo darme cuenta de su pasión y que teníamos que apoyarlo ya que él quería ser piloto de carreras. Sabíamos que era un deporte de alto riesgo, pero ¿cuál no? También es muy caro, esto lo teníamos que solucionar con un patrocinio, algo difícil pero no imposible; y es de tiempo completo ya que las carreras son en fin de semana y tendríamos que sacrificar compromisos y eventos. Así empezó nuestro viaje familiar por los campeonatos aquí en nuestro país. Pero en casa tenemos opiniones distintas: papá le va a Hamilton; Jorge y su hermana Cristina, a Checo; yo, a Alonso y Rosberg.

Jorge ya ganó los dos campeonatos de pista en Cuerna y fue 3° en 1MRF1 y 4° en el Karting Reto Telmex 2013; a la par compite con su papá en Turismos de Resistencia logrando el primer sitio de su clase. Y ahí fue cuando tuvimos que tomar decisiones. Jorge quería seguir creciendo, pero no bastaba con nuestro apoyo ya que los campeonatos de fórmulas aquí salían, por mucho, de nuestro presupuesto. Hubo que buscar un patrocinio y ver la posibilidad fuera de México, buscar una escuela de pilotos que aparte, tuviera cierta proyección. Tocamos muchas puertas y una se abrió, y creyó en él como una promesa del automovilismo mexicano: la marca PRONTO de CON ALIMENTOS del grupo de La Costeña, empresa 100% mexicana dirigida por Federico López Rodea, amante de los autos y también rodriguista y patrocinador de equipos en NASCAR Mx y en la Panamericana. Ellos le brindaron la oportunidad para ingresar a la escuela de Skip Barber y correr el campeonato de verano de la misma en EUA, en pistas emblemáticas como Laguna Seca, MidOhio y Lime Rock. Ya no había vuelta atrás, Jorge correría fórmulas a más de 200 kph. Mi estómago lo empezó a sentir.

También hay muchos sacrificios como familia. Ha sido un trabajo duro, pero hemos logrado mucho paso a paso, digo hemos porque todos aportamos a su carrera: su escuela (Colegio Nuevo Continente) lo apoya mucho, la familia, sobre todo su hermana y su papá, quien es su compañero de carreras, coach, manager, mecánico y papá. Yo, como mamá, la tengo un poco más difícil ya que nunca deja de preocuparme su seguridad, su integridad y siempre me gusta que gane, que suba al podio, verlo feliz. Aunado a esto siempre tiene que verme tranquila y entusiasta, aunque muy dentro de mí este preocupadísima por él. No tiene que ver que no le tenga confianza, la cual le tengo, pero nunca dejaré de sentir preocupación. De igual manera comparto sus logros… y sus frustraciones cuando las cosas no se dan favorablemente y, aparte de todo esto, tengo que ver sus patrocinios.

No siempre podemos acompañarlo a todas las fechas su hermana y yo, pero a distancia siempre estamos al pendiente en la página del campeonato con el cronometraje en vivo. Ahora que lo pienso no sé qué sea peor, si mi nervio sea mayor imaginándolo o viéndolo en vivo. ¡Espero que pueda llegar lejos y sus sueños se sigan cumpliendo!

Artículos Sugeridos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *