Compra la revista en Sanborns y locales cerrados

Lotus C01

EL LEGENDARIO NOMBRE DE CUATRO RUEDAS AHORA ENTRA AL MUNDO DE LAS DOS RUEDAS, UN CAMINO
 EN SENTIDO CONTRARIO AL USUAL, QUE ESTÁ PROBANDO
 SER BASTANTE EXITOSO, COMO DETALLA NUESTRO EDITOR DE MOTOCICLISMO, A JUZGAR POR LA RESPUESTA DEL PÚBLICO

Hace un par de años, cuando el grupo Kodewa, de Colin Kolles –el hombre que dirigió los destinos de Midland, Spyker, Force India e Hispania, y pronto espera regresar a la F1 si la FIA le da un sitio al equipo rumano Forza Rossa– firmó con la marca de autos de calle Lotus para construir prototipos de competencia, como el T128 que se usa en el Mundial de Resistencia. Pero a la vez, Kolles hizo el anuncio de que iban a construir una motocicleta con el nombre de Lotus y muchos se rieron, pues él mismo admitió que no sabían mucho de motos, lo cual antes no fue obstáculo para que pasara de ser dentista a director o dueño de equipo de carreras en F1, DTM, prototipos y rallies.

123_Image_0001

Fundó Kodewa Performance Motorcycles y tras dos años de planes y diseños, finalmente la Lotus C-01 tiene un prototipo que ya fue presentado a los medios, por internet. El prototipo pesa unos 180 kilos y tiene 200 caballos de fuerza de un V2 de cuatro tiempos y 1.2 litros, más que suficiente para andar fuerte en serio; también tiene un marco de titanio, acero aeronáutico y fibra de carbono que aunado a su suspensión debe hacerla curvear con calidad MotoGP.

Kolles no es humilde al decir que “la idea fue crear una moto que no sea simplemente una montura excelente sino también una obra de arte en movimiento. He visto muchos proyectos con más estilo que substancia, y esta moto trae al mercado una combinación única de ambos: tecnología de punta con estética que te deja anonadado”.

123_Image_0002

Esa estética que menciona proviene del diseñador de la motocicleta con ese carenado tan distintivo es Daniel Simon, quien estaba
en Bugatti, pero entre sus proyectos futuristas diseñó la motocicleta de luz de la película Tron II, cuya inspiración es evidente en la C-01, con líneas pulidas y un cuerpo integral más animal que mecánico.
 La experiencia en dos ruedas la aporta el grupo Holzer (dueños en las motos Kalex de Moto2) y la edición de la C-01 ha sido limitada a 100 unidades. El director de Holzer, Güther Holzer, ya la ha probado y quedó impresionado gratamente por el “balance delicado entre la potencia pura, agresiva y el manejo imborrable.... Se ve increíble, suena fantástica y, sobre todo, su manejo es sensacional”.

Para esta corrida cualquier diseño es posible, pero gracias a la asociación con Lotus es posible tener algunos de los colores más icónicos de la historia del deporte motor, como el verde con amarillo de Lotus original, el negro con dorado de la era JPS, o incluso un rojiazul con fondo blanco de la asociación
 con Martini & Rossi en el Lotus 80 que usaron Mario Andretti y Carlos Reutemann, aunque ellos tenían el fondo verde botella de la petrolera Essex.

123_Image_0003

Simon cataloga este proceso de diseño como “una labor de amor” y el resultado salta a la vista. Misión cumplida y ahora hay que esperar la C-02 pues este modelo ya está vendido por completo.

"La idea fue crear una moto que no sea simplemente una montura excelente sino también una obra de arte en movimiento" Colin Kolles

123_Image_0004

Artículos Sugeridos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *